lunes, 17 de septiembre de 2012

La respiración profunda como método de relajación



           La respiración es probablemente el factor más importante para practicar la relajación en cualquier situación y lugar.
Controlar la respiración profunda te va a ayudar a manejar el estrés y la ansiedad, sea cual sea la causa, sea conocida o desconocida, y estés en el lugar que estés: en casa, el trabajo, tomando algo en una cafetería, en un examen...

Éste es un ejercicio muy sencillo que puedes practicar tú en casa, o puedes venir a aprenderlo en la consulta junto con otros ejercicios, en un par de sesiones guiadas para aprender relajación a través de la respiración:

1. En una postura agradable, con música relajante de fondo si quieres, explora tu cuerpo en busca de tensiones musculares. 

2. Coloca una mano sobre el abdomen y otra sobre el tórax. 

3. Inspira aire, lenta y profundamente, por la nariz y hazlo llegar hasta el abdomen levantando la mano que tienes colocada sobre él. El tórax se tiene que mover sólo un poco, y siempre a la vez que el abdomen. Cuando estés relajada, sonríe un poco.

 4.  Expulsa el aire por la nariz despacio, haciendo un ruido suave y relajante como el que hace el viento cuando sopla ligeramente. O puedes decir o pensar una palabra agradable mientras  expulsas el aire, repitiéndola en cada expiración. Si notas mareos por el exceso de ventilación pulmonar, tranquila, es normal. Simplemente deja las respiraciones profundas y respira normalmente hasta que te sientas bien otra vez. Luego continúa el ejercicio.

5. Haz más respiraciones largas, lentas y profundas que eleven y desciendan el abdomen durante unos 5 a 10 minutos, una o dos veces al día durante unas cuantas semanas. 

6. Al final de cada sesión de respiración, explora tu cuerpo en busca de signos de tensión y compara la tensión que sientes al acabar el ejercicio con la que sentías al empezarlo. 

 8. Practica la respiración profunda en diferentes lugares y posturas para poder llegar a controlarla por completo, y practícala siempre que notes que tu tensión y ansiedad aumentan.




No hay comentarios:

Publicar un comentario