domingo, 10 de agosto de 2025

TERAPIAS Y ACTIVIDADES (Psicología Lugo)


¡Bienvenido/a al gabinete de psicología! 


* TERAPIA PSICOLÓGICA

   Las sesiones de psicoterapia son un espacio seguro en el que hablar con libertad y en profundidad de cualquier experiencia, emoción, pensamiento, recuerdo... que la persona necesite compartir.  Cada sesión es un tiempo y lugar especialmente preparado para que la persona pueda conectar consigo misma, y vaya viviendo y sintiendo en compañía emociones que se han vivido en soledad o que permanecen congeladas u ocultas: el dolor, los verdaderos sueños, las ilusiones, los conflictos internos, la tristeza, la ira, el vacío, la culpa... Con el transcurso del proceso, la persona va a poder aumentar su autoconocimiento y su conexión con su propio Yo, así como a transformar las emociones y pensamientos negativos que la trajeron a terapia. La psicoterapia es un proceso estructurado, en el que, aparte de la importancia de la expresión de emociones y pensamientos, se trabaja activamente buscando  lograr los objetivos terapéuticos. Se emplea con muy buen resultado en problemas como trastornos del estado de ánimo, problemas de conducta, baja autoestima, insatisfacción o malestar vital, exceso de autocríticas o preocupaciones constantes, dificultades de relación con otras personas... Una de las modalidades de trabajo que empleo integrada en la psicoterapia para trabajar e integrar traumas, es el Brainspotting.  Las sesiones de psicoterapia pueden ser presenciales u online.

* HIPNOSIS 

     La hipnosis es una valiosa técnica terapéutica que se emplea dentro de un proceso de psicoterapia y como parte de él. Estar en hipnosis significa entrar a un estado agradable de conexión y de concentración interna aumentadas. Una vez en ese estado, la persona está conectada con su mente no consciente, y se focaliza naturalmente la atención en las sensaciones, imágenes o emociones de la persona al margen de los estímulos externos y de los límites de la mente racional. Durante la hipnosis, al contrario de lo que se pueda pensar, la persona mantiene en todo momento pleno control y es siempre dueña de sí misma, más incluso que durante la vigilia, como comprobará en cuanto experimente la hipnosis. Una vez inducido este estado de atención interna, se va trabajando en cada sesión el objetivo o problema que trajo a la persona a terapia, mediante el uso de la técnica más adecuada para cada caso y situación: sugestiones (directas o indirectas), terapia de partes o estados del YO para resolver conflictos inconscientes, reestructuración de esquemas mentales, regresiones de edad...  Esta técnica resulta efectiva en problemas como fobias, timidez, pánico, manejo de la ansiedad, control del dolor, fortalecimiento de hábitos, resolución de conflictos internos, cambio de esquemas mentales... Asimismo se puede utilizar para incrementar el autoconocimiento y la autoestima o incorporar mecanismos de autocontrol y de superación personal. Es necesario ser constante con el proceso de psicoterapia, y así se van a ir produciendo sesión tras sesión cambios y mejoras cada vez más apreciables, y que serán permanentes en la persona.


*HIPNOSIS CLÍNICA REPARADORA (HIPNOSIS REGRESIVA)


    La hipnosis clínica reparadora es una técnica que se emplea dentro de un proceso de psicoterapia y como parte de él. Consta de una rica y compleja variedad de técnicas y procedimientos que inducen a la persona a conectar con experiencias que no fueron comprendidas o asimiladas en el momento en que estaban sucediendo, y que influyen en su vida actual de forma negativa. Pueden ser episodios de la infancia o adolescencia, o de unos pocos años o meses atrás. Se trata de acontecimientos que supusieron un shock emocional. O de eventos que impulsaron a la persona a conductas o hábitos de adaptación a su entorno que a día de hoy le causan problemas, trastornos o dificultades.
La regresión significa sumergirse en un viaje al interior de uno mismo/a, pero en lugar de tratar de conectar con las emociones o los recuerdos en soledad y en estado de vigilia (algo que suele asustarnos, nos genera mucha culpa, nos provoca rechazo o nos resulta confuso...), en estas experiencias se hace en un estado potente de concentración interna y además en compañía de una terapeuta profesional. De esta manera, la persona recibe comprensión, guía y un apoyo seguro durante todo el camino, realizándose toda la experiencia a su propio ritmo y de la forma que lo necesite, pero a la vez buscando siempre avanzar e ir más allá de lo evidente, hacia lo profundo del ser. Con este tipo de hipnosis se intenta que, sesión tras sesión, el paciente resuelva y finalmente integre sus experiencias pasadas. Podrá contactar en un entorno seguro y en compañía terapéutica con aquellas situaciones que le causaron mucho dolor, confusión, temor o resentimiento, y encuentre una forma sana de resolverlas. Además se consigue la liberación de emociones contenidas y guardadas desde tiempo atrás, emociones que influyen muchas veces de forma intensa en la vida presente. 


* PSICOLOGÍA EDUCATIVA Y FAMILIAR 

   En ocasiones sucede que un niño/a no ha adquirido algunos conocimientos o destrezas para poder sentirse cómodo y seguro en su mundo escolar, familiar o social. O puede padecer algún miedo, trauma o emoción que le desborde y no sepa cómo manejar. En ese caso es beneficioso enseñarle aquello que no ha sido bien aprendido, ayudarle a desarrollar alguna nueva habilidad, o trabajar con sus miedos y emociones. Se trabaja mediante intervenciones adaptadas a los niños/as: dibujo, terapia con cuentos, juego terapéutico, visualizaciones imaginativas, relajaciones guiadas... Se trata de que finalmente el niño sea capaz de conseguir una buena autonomía en todos los niveles: física, en el control de miedos, en sus destrezas conductuales, en la alimentación, control de esfínteres, en la escuela... Otras veces los problemas en las familias nacen porque los padres no saben qué hacer con determinadas situaciones o conflictos de sus hijos/as, como manejar desde la calma sus emociones y miedos, como comunicarse con ellos/as con respeto, como hacer que cumplan las normas... En este caso se suele intervenir enseñando a los padres nuevos modelos de conducta, mejorando el estilo educativo que utilizan, o ayudándoles a desarrollar estrategias y técnicas para manejar los problemas y superarlos definitivamente. 



* RELAJACIÓN Y MEDITACIÓN (Adultos e infantil)

     Puedes elegir entre sesiones individuales o en pareja para practicar diferentes técnicas de relajación o meditación e incorporarlas a tu vida diaria. También puedes optar por realizar un completo programa de aprendizaje de técnicas de relajación, o bien de técnicas de autohipnosis. Algunos de los beneficios demostrados de practicar regularmente la relajación  y/o la meditación son: Disminuye la presión arterial y el ritmo cardiaco; regula el ritmo respiratorio; se regula la respiración (lo que aporta mayor nivel de oxígeno al cerebro y a las células); disminuye la tensión muscular; se reducen los niveles de secreción de adrenalina y noradrenalina; se reducen los niveles de colesterol y grasas en sangre; aumenta el nivel de producción de leucocitos (lo que refuerza el sistema inmunológico y aumenta la capacidad de recuperación y prevención de enfermedades); desarrolla un estado de descanso y sueño nocturno a un nivel más profundo; aumenta las frecuencias diarias cerebrales Alfa (asociadas a la relajación y bienestar)... También hay sesiones de meditación o relajación guiada para niños y niñas. Los beneficios son muchos y se ven desde la primera sesión, como disminuir su ansiedad, mejorar los casos de hiperactividad, aprender a enfrentarse a emociones que no saben afrontar, mejorar la concentración en sus actividades diarias, mejorar la creatividad... Incorpora estas prácticas a tu día a día y disfruta de una vida más llena de equilibrio, tranquilidad y salud. 


Marta Rodríguez Álvarez
Psicóloga Colegiada 4619
(Rúa Círculo das Artes, 18, Entlo. B -Lugo.)
Tlf. 633 421 884
marta25@gmail.com

******************************

jueves, 23 de marzo de 2017

La técnica de Imaginación Activa de Jung

La imaginación activa es una técnica terapéutica consistente en un contacto voluntario de la parte consciente de la persona con su parte inconsciente, y en una posterior interacción o diálogo dinámico entre ellas a través de imágenes simbólicas, mentales o psíquicas. Se realiza en el plano de la imaginación o ensueño, pero siempre estando plenamente consciente la persona. Es una técnica de interacción entre nuestras partes consciente e inconsciente, empleada con fines terapéuticos y de integración e individuación. Esta técnica, como las técnicas hipnóticas o algunas otras de contacto con el mundo no consciente, está en principio contraindicada en psicóticos y  trastornos similares, así como en personas con trastorno TOC o bipolar. 

Como proceso, la técnica va a ser flexible ya que busca adaptarse a cada individuo y a sus necesidades, pero de manera general y resumida:

- La imaginación activa parte de un estado de relajación, ensoñación o concentración interna de algún tipo, lo más libre posible del fluyo habitual de pensamientos de la mente consciente. El estado del paciente es de receptividad, sin juicios ni autocensura, lo ideal será dejar aflorar todo lo que venga, por vergonzoso, extraño, inmoral o inconexo que le pueda parecer.

- Una vez en ese estado de conexión con el propio mundo interior, se puede conectar con una emoción, sueño, pensamiento, sensación corporal… para dejar que vaya tomando libremente forma o imagen.  O sencillamente, tras dejar en blanco la mente, se espera a la aparición de alguna imagen o forma mental, observándola sin aferrarse a ella. 

- A partir de ahí, se va permitiendo que la representación imaginativa cambie, fluya, y se interactúa con ella si es apropiado… El solo hecho de observar el material inconsciente suele producir algún tipo de cambio o aprehensión de él. En el mejor de los casos, tras las sesiones se produce una transformación y una integración del material inconsciente.

- Se considera importante, para continuar la interacción entre consciente e inconsciente y hacer una correcta integración final, hacer tras el ejercicio algo que plasme en el mundo real lo que se ha experimentado: con dibujos, relatos, textos, danzas, música… de forma que la mente consciente “haga algo objetivo, material” con lo que el inconsciente proporciona, para continuar el diálogo entre ambos.

- Posteriormente,  el material y la comprensión o aprendizaje que ha surgido tiene posibilidad de ser profundizado en terapia, llevado a la vida diaria por el paciente, indagado en más profundidad mediante esta u otras técnicas…


Se trata de un recurso terapéutico que busca el diálogo entre el consciente y el inconsciente, en busca de información, respuestas, revelaciones e integración de contenidos no conscientes, como parte del camino de autoconocimiento personal del paciente.

La descripción que el propio Jung hace del proceso de la Imaginación Activa, como lo describe Wilhelm, es la siguiente:

“Como he dicho, este proceso puede tener lugar espontáneamente o ser inducido artificialmente. En el último caso escoja un sueño o alguna otra imagen-fantasía, y concéntrese sobre ella contemplándola y reteniéndola. También puede utilizar el mal humor como punto de arranque, y entonces intente averiguar qué tipo de imagen-fantasía se produce, o qué imagen expresa este estado de ánimo. Luego fije esa imagen en la mente concentrando su atención. Normalmente se alterará, pues el mero hecho de concentrarse en ella la animará. Las alteraciones deben ser cuidadosamente anotadas todas las veces, porque ellas reflejan los procesos psíquicos en el fondo inconsciente, los cuales aparecen en forma de imágenes constituidas por los recuerdos de la memoria consciente. De esta manera, consciente e inconsciente se unen, de la misma forma que una cascada conecta lo de arriba con lo de abajo. Una cadena de ideas de fantasía se desarrolla y gradualmente asume un carácter dramático: el proceso pasivo se pone en acción. Al principio consiste en figuras proyectadas, y estas imágenes se observan como escenas en el teatro. En otras palabras, usted sueña con los ojos abiertos. Como regla, hay una marcada tendencia simplemente a disfrutar este entretenimiento interior y no pasar de ahí. Entonces, por supuesto, no hay ningún progreso verdadero, sino sólo variaciones interminables sobre el mismo tema, lo cual de ningún modo es el objetivo del ejercicio. Lo que se representa en el escenario todavía sigue siendo un proceso de fondo, no mueve de forma alguna al observador, y cuanto menos lo mueva menor será el efecto catártico de este teatro privado. La pieza que está siendo interpretada no requiere simplemente ser observada imparcialmente, quiere forzar a su participación. Si el observador entiende que su propio drama está desarrollándose en ese escenario interior, él no puede permanecer indiferente a la trama y a su desenlace. El notará, cuando los personajes aparezcan uno a uno y la trama se complique, que todos ellos tienen una relación definida con su situación consciente, que está siendo dirigido por el inconsciente, y que eso provoca que las imágenes-fantasía aparezcan ante él. Por consiguiente se siente compelido, o animado por su analista, para que tome parte en la obra y en lugar de sentarse simplemente en un teatro, le pide cuentas a su “alter ego.”  
(Wilhelm, 2017).