domingo, 10 de agosto de 2025

TERAPIAS Y ACTIVIDADES (Psicología Lugo)


¡Bienvenido/a al gabinete de psicología! 


* TERAPIA PSICOLÓGICA

   Las sesiones de psicoterapia son un espacio seguro en el que hablar con libertad y en profundidad de cualquier experiencia, emoción, pensamiento, recuerdo... que la persona necesite compartir.  Cada sesión es un tiempo y lugar especialmente preparado para que la persona pueda conectar consigo misma, y vaya viviendo y sintiendo en compañía emociones que se han vivido en soledad o que permanecen congeladas u ocultas: el dolor, los verdaderos sueños, las ilusiones, los conflictos internos, la tristeza, la ira, el vacío, la culpa... Con el transcurso del proceso, la persona va a poder aumentar su autoconocimiento y su conexión con su propio Yo, así como a transformar las emociones y pensamientos negativos que la trajeron a terapia. La psicoterapia es un proceso estructurado, en el que, aparte de la importancia de la expresión de emociones y pensamientos, se trabaja activamente buscando  lograr los objetivos terapéuticos. Se emplea con muy buen resultado en problemas como trastornos del estado de ánimo, problemas de conducta, baja autoestima, insatisfacción o malestar vital, exceso de autocríticas o preocupaciones constantes, dificultades de relación con otras personas... Una de las modalidades de trabajo que empleo integrada en la psicoterapia para trabajar e integrar traumas, es el Brainspotting.  Las sesiones de psicoterapia pueden ser presenciales u online.

* HIPNOSIS 

     La hipnosis es una valiosa técnica terapéutica que se emplea dentro de un proceso de psicoterapia y como parte de él. Estar en hipnosis significa entrar a un estado agradable de conexión y de concentración interna aumentadas. Una vez en ese estado, la persona está conectada con su mente no consciente, y se focaliza naturalmente la atención en las sensaciones, imágenes o emociones de la persona al margen de los estímulos externos y de los límites de la mente racional. Durante la hipnosis, al contrario de lo que se pueda pensar, la persona mantiene en todo momento pleno control y es siempre dueña de sí misma, más incluso que durante la vigilia, como comprobará en cuanto experimente la hipnosis. Una vez inducido este estado de atención interna, se va trabajando en cada sesión el objetivo o problema que trajo a la persona a terapia, mediante el uso de la técnica más adecuada para cada caso y situación: sugestiones (directas o indirectas), terapia de partes o estados del YO para resolver conflictos inconscientes, reestructuración de esquemas mentales, regresiones de edad...  Esta técnica resulta efectiva en problemas como fobias, timidez, pánico, manejo de la ansiedad, control del dolor, fortalecimiento de hábitos, resolución de conflictos internos, cambio de esquemas mentales... Asimismo se puede utilizar para incrementar el autoconocimiento y la autoestima o incorporar mecanismos de autocontrol y de superación personal. Es necesario ser constante con el proceso de psicoterapia, y así se van a ir produciendo sesión tras sesión cambios y mejoras cada vez más apreciables, y que serán permanentes en la persona.


*HIPNOSIS CLÍNICA REPARADORA (HIPNOSIS REGRESIVA)


    La hipnosis clínica reparadora es una técnica que se emplea dentro de un proceso de psicoterapia y como parte de él. Consta de una rica y compleja variedad de técnicas y procedimientos que inducen a la persona a conectar con experiencias que no fueron comprendidas o asimiladas en el momento en que estaban sucediendo, y que influyen en su vida actual de forma negativa. Pueden ser episodios de la infancia o adolescencia, o de unos pocos años o meses atrás. Se trata de acontecimientos que supusieron un shock emocional. O de eventos que impulsaron a la persona a conductas o hábitos de adaptación a su entorno que a día de hoy le causan problemas, trastornos o dificultades.
La regresión significa sumergirse en un viaje al interior de uno mismo/a, pero en lugar de tratar de conectar con las emociones o los recuerdos en soledad y en estado de vigilia (algo que suele asustarnos, nos genera mucha culpa, nos provoca rechazo o nos resulta confuso...), en estas experiencias se hace en un estado potente de concentración interna y además en compañía de una terapeuta profesional. De esta manera, la persona recibe comprensión, guía y un apoyo seguro durante todo el camino, realizándose toda la experiencia a su propio ritmo y de la forma que lo necesite, pero a la vez buscando siempre avanzar e ir más allá de lo evidente, hacia lo profundo del ser. Con este tipo de hipnosis se intenta que, sesión tras sesión, el paciente resuelva y finalmente integre sus experiencias pasadas. Podrá contactar en un entorno seguro y en compañía terapéutica con aquellas situaciones que le causaron mucho dolor, confusión, temor o resentimiento, y encuentre una forma sana de resolverlas. Además se consigue la liberación de emociones contenidas y guardadas desde tiempo atrás, emociones que influyen muchas veces de forma intensa en la vida presente. 


* PSICOLOGÍA EDUCATIVA Y FAMILIAR 

   En ocasiones sucede que un niño/a no ha adquirido algunos conocimientos o destrezas para poder sentirse cómodo y seguro en su mundo escolar, familiar o social. O puede padecer algún miedo, trauma o emoción que le desborde y no sepa cómo manejar. En ese caso es beneficioso enseñarle aquello que no ha sido bien aprendido, ayudarle a desarrollar alguna nueva habilidad, o trabajar con sus miedos y emociones. Se trabaja mediante intervenciones adaptadas a los niños/as: dibujo, terapia con cuentos, juego terapéutico, visualizaciones imaginativas, relajaciones guiadas... Se trata de que finalmente el niño sea capaz de conseguir una buena autonomía en todos los niveles: física, en el control de miedos, en sus destrezas conductuales, en la alimentación, control de esfínteres, en la escuela... Otras veces los problemas en las familias nacen porque los padres no saben qué hacer con determinadas situaciones o conflictos de sus hijos/as, como manejar desde la calma sus emociones y miedos, como comunicarse con ellos/as con respeto, como hacer que cumplan las normas... En este caso se suele intervenir enseñando a los padres nuevos modelos de conducta, mejorando el estilo educativo que utilizan, o ayudándoles a desarrollar estrategias y técnicas para manejar los problemas y superarlos definitivamente. 



* RELAJACIÓN Y MEDITACIÓN (Adultos e infantil)

     Puedes elegir entre sesiones individuales o en pareja para practicar diferentes técnicas de relajación o meditación e incorporarlas a tu vida diaria. También puedes optar por realizar un completo programa de aprendizaje de técnicas de relajación, o bien de técnicas de autohipnosis. Algunos de los beneficios demostrados de practicar regularmente la relajación  y/o la meditación son: Disminuye la presión arterial y el ritmo cardiaco; regula el ritmo respiratorio; se regula la respiración (lo que aporta mayor nivel de oxígeno al cerebro y a las células); disminuye la tensión muscular; se reducen los niveles de secreción de adrenalina y noradrenalina; se reducen los niveles de colesterol y grasas en sangre; aumenta el nivel de producción de leucocitos (lo que refuerza el sistema inmunológico y aumenta la capacidad de recuperación y prevención de enfermedades); desarrolla un estado de descanso y sueño nocturno a un nivel más profundo; aumenta las frecuencias diarias cerebrales Alfa (asociadas a la relajación y bienestar)... También hay sesiones de meditación o relajación guiada para niños y niñas. Los beneficios son muchos y se ven desde la primera sesión, como disminuir su ansiedad, mejorar los casos de hiperactividad, aprender a enfrentarse a emociones que no saben afrontar, mejorar la concentración en sus actividades diarias, mejorar la creatividad... Incorpora estas prácticas a tu día a día y disfruta de una vida más llena de equilibrio, tranquilidad y salud. 


Marta Rodríguez Álvarez
Psicóloga Colegiada 4619
(Rúa Círculo das Artes, 18, Entlo. B -Lugo.)
Tlf. 633 421 884
marta25@gmail.com

******************************

miércoles, 22 de febrero de 2017

El valor de la Ira (Rabia y yo)

Hoy he encontrado y os quiero compartir una interesante y bonita reflexión-sentida acerca de la importancia de valorar, aceptar y manejar la ira y la rabia, para todos a los que os pueda ayudar e interesar. Os comparto unos fragmentos, y debajo tenéis el enlace al texto completo.


RABIA Y YO...

Autoría: Amalia (
"Rabia vive en mi desde que tengo uso de razón. No domina mi vida pero forma parte de mi misma; rabia sale y emerge, normalmente no de manera impulsiva,porque al contrario de lo que piensa la gente la rabia es una respuesta que se genera con la acumulación de una situación que se repite, de una emoción que termina por desbordarnos o de una injusticia que no podemos soportar más. 

La rabia es la ira que me compone, forma parte de mi al igual que lo forma la alegría, sin embargo es esta parte de mi de la que pocos hablan. La escondemos, pensamos que es porque la sociedad dice que está mal vista y al final la reconocemos en síntomas, dolencias y heridas que nos apuñalan de manera repetitiva. 

La rabia nace en todos los humanos; en una ocasión hablando con un chamán, yo estaba muy preocupada porque conozco de manera muy exhaustiva esa parte de mi y él me dijo "no te preocupes porque todos tenemos rabia dentro". Aquello me hizo pensar... creo que lo que pasa es que existen pocos valientes con la capacidad para admitirlo, así que pensamos que es una "afección extraordinaria" pero sin embargo es algo que todos llevamos en la sangre, como seres humanos que somos. 

Rabia y yo vivimos en paz, no le permito el dominio de mi persona sin embargo tenemos un consenso de que ella puede aparecer cuando realmente exista una justificación que así lo necesite. Rabia emerge cuando alguien intenta sobrepasarse conmigo o cuando alguien me intenta hacer daño, es la parte de mi que cuida con muchísimo amor mi diosa oscura, en muchas ocasiones van de la mano... rabia avanza como una sombra y aparece en mi mirada si una circunstancia sobrepasa el sentido común o el bienestar de mi persona. 

Esta ira a la que tanto hemos castigado, tachándola como pecado, es la que también consigue grandes cambios sociales pero sin embargo nos cuesta aceptar la parte positiva con la que influye, nos duele profundamente aceptar y admitir que nos hemos equivocado tiñéndola solo de unos matices destructivos y negativos. La rabia es también el impulso que te hace resurgir de las llamas que te agotan, es uno de los avances en las lutos y es mejor que la tristeza, su vibración se apoya en la necesidad del cambio, en el ímpetu y en el salir adelante impidiendo que nada te hunda ¿a que nunca habíais pensado en eso? Solo nos quedamos con su circo exterior, la explosión emocional y la descarga de energía que puede llevar... sin embargo rabia se presenta en mil paquetes distintos con cientos de caretas y siempre está al acecho, sobretodo si nosotros le hemos perdido la pista desterrándola como un engendro mal nacido del que nos tenemos que despojar por encima de todo. No os incito a que os volváis destructivos con todo vuestro entorno dejando que rabia salga desbocada y sin control, a lo que intento hacer referencia es que sintáis la rabia, el nacimiento de ella es progresivo, así como su aparición y normalmente tiene motivos que son de peso. La gente confunde "las rabietas" con la rabia; aunque bien parecen compartir raíz etimológica lo cierto es que son dos cosas diferentes, rabia aparece cuando hay un cúmulo y rabieta aparece cuando no somos capaces de controlarnos como adultos, cuando dejamos que una mal interpretación, una situación o simplemente una emoción nos caliente la boca porque sobretodo hemos sentido daño en nuestro ego. 

Bajo mi punto de vista la rabia no está tan relacionado con el ego, como las explosiones emocionales infantiles, rabia está relacionada con nuestra parte sagrada: nuestro amor propio. Es ella la que nos dice "¡venga ya! no puedes soportar esto, mereces algo mejor..." y en ese momento viene, con un semblante que impone a cualquiera y observa para decir "¡actúa!" y ahí estás escuchándola, algo que no es malo siempre y cuando no le demos el control total. Rabia es mi amiga, es la que me ha hecho tirar y estampar más de un plato contra el suelo y chillar que no soportaba dejarme herir ni una sola vez, también es la que ha guardado registros emocionales por mi cuerpo que me hacen ir atrás en el tiempo y comprender la esencia imborrable de mi persona. Rabia es la que impide que me rinda, la que pone los puntos sobre las I, la que no se toma a broma las cosas que hacen daño y sobretodo gracias a la rabia he comprendido la importancia de los límites, parte del crecimiento personal y psicológico que esta sociedad no quiere enseñarte. 
Por la rabia he evitado sufrimientos más profundos, he avanzando más rápido en procesos de despedida y he recompuesto cada parte de mi ser sintiéndome orgullosa de ello. 

Esta es la relación que tenemos rabia y yo... ¿y vosotros? ¿qué tal con vuestra rabia?."


TEXTO COMPLETO:

lunes, 20 de febrero de 2017

Resumen de evidencia empírica de la eficacia de la hipnosis

Una de las frecuentes preguntas acerca de la hipnosis tiene que ver con las evidencias científicas acerca de su eficacia y utilidad. Os comparto un breve resumen de este conocido trabajo que recopila algunas de las investigaciones y trabajos científicos que se han ocupado de este tema, y las aplicaciones en que la hipnosis clínica evidencia científicamente su utilidad. Abajo os dejo el enlace al artículo completo para quien esté interesado en revisar todas las aplicaciones terapéuticas y las completas evidencias científicas recopiladas.


Mendoza, M. Elena; Capafons, Antonio "EFICACIA DE LA HIPNOSIS CLÍNICA: RESUMEN DE SU EVIDENCIA EMPÍRICA".Papeles del Psicólogo, vol. 30, núm. 2, mayo-agosto, 2009, pp. 98-116 Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos Madrid, España.


"La hipnosis es un campo de estudio que cuenta con una gran cantidad de investigación, tanto en el plano teórico, como en el experimental y clínico. (...) En general, la evidencia revisada indica que la hipnosis es un coadyuvante a otras intervenciones que ayuda a los pacientes a manejar y mejorar en una amplia variedad de problemas psicológicos y médicos, así como su calidad de vida. 

Manejo del dolor
Una de las áreas de aplicación de la hipnosis que muestra una mayor evidencia empírica de su eficacia es el manejo del dolor, ya sea crónico o agudo (Lynn, Kirsch, Barabasz, Cardeña y Patterson, 2000; Montgomery, DuHammel y Redd, 2000). Tanto el reconocimiento por parte del National Institute of Technology Assessment Panel Report (1996), como el meta-análisis de Montgomery et al. (2000) sobre la eficacia de la hipnosis en el manejo del dolor apoyan su consideración como un tratamiento eficaz, bien establecido y empíricamente validado. En la revisión de Montgomery et al. (2000) de estudios bien controlados se encontró que la hipnosis puede aliviar a un 75% de la población. Los resultados revelaron un efecto de moderado a alto en la reducción de dolor clínico y experimental, lo que apoya la eficacia de los procedimientos hipnóticos en el manejo del dolor. Asimismo, los resultados indicaron que las técnicas de analgesia hipnótica son superiores a la medicación, el placebo psicológico y otro tratamiento, cumpliendo así los criterios para un tratamiento bien establecido de acuerdo con los criterios de Chamless y Hollon (1998).

Ansiedad
La investigación indica que la hipnosis puede contribuir a la eficacia de la terapia cognitivo-comportamental para tratar la ansiedad. En su estudio, Schoenberger, Kirsch, Gearan, Montgomery y Parstynak (1997) compararon una intervención cognitivo-comportamental, que incluía reestructuración cognitiva y exposición in vivo para la ansiedad de hablar en público, con un tratamiento igual en el que la relajación fue sustituida por una inducción hipnótica y sugestiones. Se pidió a los participantes improvisar un discurso durante el cual tenían que calificar su ansiedad en una escala. Los dos tratamientos resultaron en una disminución de la ansiedad; sin embargo, en medidas conductuales y subjetivas durante el discurso, sólo el grupo de hipnosis difería de la condición de no-tratamiento. Además, la ansiedad se disipó más rápidamente en los participantes hipnotizados que en los de la condición cognitivo-comportamental. 

Depresión 
El estudio de Alladin y Alibhai (2007) representa la primera comparación del tratamiento con hipnosis como coadyuvante de una terapia psicológica bien establecida para la depresión (Terapia Cognitiva de la Depresión de Beck) y esa misma terapia sin hipnosis. Aunque, tanto los pacientes tratados con hipnoterapia cognitiva (HC), como los tratados con terapia cognitivo-comportamental (TCC) mejoraron respecto a sus puntuaciones de línea base, los del grupo HC mostraron cambios significativamente mayores en depresión, ansiedad y desesperanza que el grupo de TCC. Y estos cambios se mantuvieron a los seis y doce meses de seguimiento. Los resultados de este estudio cumplen con los criterios de Chambless y Hollon (1998) que permiten considerar al tratamiento de hipnoterapia cognitiva para la depresión como probablemente eficaz (Alladin y Alibhai, 2007).

Trauma 
Aunque existen muchos informes anecdóticos y estudios de caso que afirman que la hipnosis tiene repercusiones en el tratamiento del trauma, sólo un estudio (Brom, Kleber y Defare, 1989) se acerca a cumplir los criterios de Chambless y Hollon (1998), de acuerdo a la revisión de Cardeña (2000). Brom, Kleber y Defare (1989) compararon los efectos de la hipnoterapia, la desensibilización sistemática y la psicoterapia psicodinámica en el tratamiento del estrés post-traumático. Las tres intervenciones mostraron ser más eficaces que el grupo control de lista de espera, tanto al final del tratamiento, como a los tres meses de seguimiento, si bien ninguna de las intervenciones fue superior a las demás. No obstante, el grupo de hipnosis necesitó menos sesiones de tratamiento que los otros grupos, siendo, junto con el de desensibilización sistemática, más eficaz que la terapia psicodinámica en el tratamiento de síntomas intrusivos (Brom, Kleber y Defare, 1989).

Trastornos Gastrointestinales 
El síndrome de colon irritable es el trastorno funcional crónico más común en gastroenterología, caracterizado por dolor abdominal con diarrea y estreñimiento alternantes. Es un trastorno de etiología compleja, cuyo patrón de síntomas a menudo empeora con el estrés emocional, y conlleva un sufrimiento emocional y físico que merma la calidad de vida de los pacientes, incapacitando a muchos de ellos. Los tratamientos médicos convencionales para este síndrome no son satisfactorios para más de la mitad de los pacientes que continúan con síntomas crónicos. Por ello, se ha estudiado el impacto terapéutico de otro tipo de tratamientos. El que hasta ahora, ha mostrado empíricamente ser más eficaz es la hipnosis como coadyuvante a la terapia cognitivo-comportamental. Diversos estudios parecen mostrar que el tratamiento con hipnosis tiene un impacto importante que dura años en la mayoría de los pacientes con el síndrome de colon irritable, mejorando los síntomas intestinales, el bienestar psicológico y la calidad de vida, incluso de aquellos pacientes que no responden a los tratamientos médicos estándar (Gonsalkorale, Houghton, y Whorwell, 2002; Gonsalkorale y Whorwell, 2005; Whitehead, 2006; Whorwell, 2006). 

Obstetricia 
También la hipnosis se ha utilizado en la obstetricia para facilitar el parto. Según la revisión de Pinnel y Covino, (2000), los estudios al respecto informan que las pacientes que utilizaron hipnosis tuvieron una mayor satisfacción con la experiencia de dar a luz (Freeman, MacCauley, Eve y Chamberlain, 1986); un parto más corto (Brann y Guzvica, 1987; Jenkins y Pritchard, 1993), y un menor uso de medicación y analgésicos durante el parto (Jenkins y Pritchard, 1993). Una revisión posterior realizada por Cyna, McAuliffe y Andrew (2004) informó de la existencia de estudios en los que la utilización de la hipnosis ayudó a las madres a necesitar menos analgesia y menos medicación para el dolor en el parto. Los autores concluyen que, dados los posibles beneficios de utilizar hipnosis en estos casos, son necesarios más estudios bien diseñados para confirmar estos efectos de la hipnosis durante el parto. También existe evidencia de que la hipnosis facilita el embarazo de mujeres que se someten a intervenciones de fertilización in vitro (Levitas et al, 2006)."


TRABAJO COMPLETO: