miércoles, 15 de octubre de 2014

¿Cómo funciona el subconsciente? Algunas reglas de la mente subconsciente



*Los pensamientos con connotaciones negativas o positivas, provocan reacciones físicas y emocionales: si vas conduciendo y empiezas a imaginar que llegarás tarde al trabajo y que tu jefe te amonestará por ello, se te acelerará el pulso, se tensan tus músculos y quizás sientas algún otra malestar físico relacionado con la ansiedad. Si estás concentrado en recordar una anécdota divertida y agradable con tus amigos, empezarás a reír o sonreír, y probablemente notes sensaciones físicas de bienestar, emoción positiva o relajación.

*Comprende y responde especialmente bien a las metáforas, imágenes, símbolos o arquetipos. Es más sencillo influir y generar cambios en el subconsciente mediante ellos que usando, por ejemplo, palabras o conceptos lingüísticos, por lo que es más potente por ejemplo visualizarte a ti misma segura y relajada mientas haces algo que te pone nerviosa, que tratar de darle a tu subconsciente explicaciones o convencerla con argumentos lógicos de que quieres sentirte segura.


*La mente subconsciente normalmente siempre prevalece cuando hay contradicción con la mente consciente: Si tienes miedo a los perros y te cruzas con uno, sentirás miedo y ansiedad incluso aunque trates de convencerte conscientemente de que no hay nada que temer. Esto sucede porque la mente subconsciente es más poderosa que la mente consciente y cuando hay un hábito, miedo o tendencia fuertemente arraigado, para hacer cambios a estos niveles es necesario trabajar en esos niveles profundos de conciencia.

*El subconsciente no distingue las visualizaciones imaginadas de las situaciones reales:  Si estás imaginando que en el campo por el que paseas hay serpientes, entonces debes haber notado cómo tu pulso se aceleró, y como sentiste miedo y ansiedad a pesar de no enfrentarte con un peligro real. En palabras más sencillas, como tu mente subconsciente no distingue las situaciones reales de las imaginarias, asume que estás enfrentando una amenaza real en vez de una imaginaria y desencadena los mecanismos de reacción normales ante un peligro. Supongamos que tienes que hacer un discurso en público: si visualizas tu presentación adecuadamente un par de veces antes de realizarla, y te imaginas relajada y segura, entonces tu subconsciente creerá que como lo has hecho tan bien en tus “discursos” anteriores, esa situación ya está controlada y no supone peligro, y  dirigirá sus esfuerzos a que lo hagas muy bien en la presentación real. O si estás nerviosa y empiezas a visualizar un paisaje que te resulta relajante, empezarás a sentir ese bienestar físico y mental incluso aunque estés en una situación o lugar que te cause ansiedad.

*Cuanto menos tiempo ha estado la mente subconsciente creyendo en algo, más sencillo será modificar esta creencia. Si tienes una creencia desde hace mucho tiempo, será más difícil cambiarla que una recientemente formada. Por ello las creencias que tenemos desde la infancia continúan muchas veces dirigiendo nuestra conducta y son más complicadas de cambiar. Si desde pequeño te han dicho que eres feo, es más fácil que lo hayas interiorizado y lo creas firmemente, que si nunca te lo habían dicho hasta hace unos meses.

*Lo que esperas o crees que se hará realidad tiende en efecto a hacerse realidad: Si estás segura de que vas a sentirte muy nerviosa y hacerlo mal durante un examen de conducir, entonces vas a sentir justo eso cuando llegue la situación, incluso si sabes ya todo lo necesario para pasarlo con éxito y poder hacerlo con tranquilidad. Una clave importantísima para comprender el subconsciente es que tus pensamientos y expectativas sirven como el plan maestro de tu mente subconsciente, son su hoja de ruta. Así que cada vez que piensas en algo, tu mente subconsciente hará todo lo posible para hacerlo realidad, sea algo positivo, neutro o negativo para ti. De ahí la importancia de mantener los pensamientos y expectativas todo lo positivos que se pueda, así la mente tendrá una "programación", una hoja de ruta, dirigida a los éxitos y la seguridad personal.

*Una idea, una vez aceptada por el subconsciente, se mantendrá firmemente en tu mente hasta que sea reemplazada por otra que tu mente considere más acertada. Esta es la base principal de la hipnosis y las sugestiones: enviar sugerencias a la mente subconsciente para modificar hábitos o creencias problemáticas. El subconsciente acepta bien las sugerencias que se le envían cuando se está en estado hipnótico o meditativo, siempre y cuando sean beneficiosas para la persona y estén de acuerdo con el código ético e interno de la persona. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.