martes, 21 de enero de 2014

Dudas sobre terapia y psicoterapia.

Preguntas y dudas sobre terapia psicológica

Hay muchos tópicos y prejuicios acerca de la terapia psicológica, algunos son falsos y otros dependen de la experiencia de cada cual. Para enfrentarlos y decidirse a iniciar una terapia es importante tener en cuenta algunos detalles:


*¿Qué es la psicoterapia?

La psicoterapia se refiere a un conjunto muy amplio de técnicas (terapia cognitivo conductual, gestalt, hipnosis, psicoanálisis...) empleadas en psicología para ayudar a las personas a sanar sus conflictos personales y a mejorar su vida cuando sienten que tienen un problema o que no son felices. La psicoterapia se centra en la resolución de problemas personales y está orientado a objetivos. Eso significa que en el inicio del tratamiento, tú y tu terapeuta decidiréis sobre los cambios específicos que te gustaría hacer en tu vida. Muy a menudo, estos objetivos serán divididos en pequeños objetivos alcanzables para que puedas beneficiarte de un completo plan psicoterapéutico. La psicoterapia es un proceso orientado a brindar  bienestar a la persona,y ayudarla a aprender formas constructivas de manejar las dificultades de la vida, en muchas ocasiones a través del dialogo y la palabra, pero también empleando otras técnicas más específicas y profesionales. Muchas personas creen que la psicoterapia es solo llegar y contar  los problemas personales para sentirse luego  tranquilo/a. Pero eso está lejos de la realidad, de lo contrario, casi cualquier persona estaría capacitada para hacer psicoterapia y no haría falta nada más que contar a alguien los problemas para solucionarlos. Realmente la psicoterapia profesional es un ejercicio científico y  técnico que también incluye, entre otras cosas, enseñar al/la paciente a poner en práctica y a mantener en el tiempo técnicas y habilidades nuevas para realizar en su día a día y mejorar así su vida.

 *Es bueno iniciar una psicoterapia cuando:

- Llega un momento en el que sientes la dificultad de avanzar en tu vida.
-Ante problemas frente a los que no encuentras alternativas ni recursos.
-Tus familiares, amigos o, sobre todo, tu médico, te aconsejan atenderte determinado síntoma o conducta.
-Sientes que tus emociones te desbordan (ansiedad, ira, depresión...)
-Una relación importante es vivida como un conflicto sin solución (pareja, hijos, trabajo...)
-Estás en un momento vital de cambio importante (separación, cambio de empleo...)
-Te enfrentas a una situación traumática (enfermedad, accidente, pérdida de un ser querido, abusos...) actual o pasada.
-Toda persona que sienta que algo se le dificulta (en lo personal o en su entorno), puede iniciar un proceso terapéutico en el momento en que sienta esa necesidad.

*Como empieza la terapia:

-En primer lugar la persona o personas interesadas se ponen en contacto con el/la terapeuta por teléfono, mail, en el propio despacho... para hablar del problema y solucionar las primeras dudas y preguntas.
-Esta primera cita es el escenario donde plantear las necesidades, resolver dudas acerca de la terapia y acordar los objetivos y el modo de conseguirlos.
-Es también la forma de elegir y conocer al terapeuta, es el inicio de la relación. El progreso de la terapia se apoya mucho en la calidad que tenga la relación terapéutica, y si esta relación no es buena se puede cambiar de terapeuta en cualquier momento o especificar nuevas pautas de relación en las sesiones.


 *Con qué criterio elegir un/a terapeuta:

-El criterio fundamental es que te sientas cómodo/a, respetado/a como persona, apoyado/a en el proceso y puedas expresarte con confianza con  esa persona. 
-Este sentimiento se desarrolla cuando encontramos una persona empática, con la que no nos sentimos juzgados o criticados y sí escuchados y comprendidos.
-La confianza, al igual que la relación terapéutica, se construye entre terapeuta y cliente y con el tiempo. Se necesita este factor para decidir si puedes o no estar con este terapeuta. Siempre podrás acordar finalizar la terapia o cambiar de terapeuta.
-No siempre la relación se da en términos de comodidad o acuerdo, la terapia hace necesario enfrentar cuestiones o actitudes personales que pueden ser incómodas o dolorosas. La confianza lo permite sin que el/la paciente se sienta criticado o desvalorizado/a.
-El acuerdo entre terapeuta y cliente se establece entre dos personas con igual valor. Ambos son, por tanto, cuestionables, pueden equivocarse y rectificar. En la terapia no hay posiciones de poder.
- Los factores de edad o sexo, no suelen ser decisivos, aunque algunas personas tienen preferencias en este sentido, y esto les permite sentirse más apoyadas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario